La IP (EE.UU.) reafirma su compromiso con las personas deportadas a través del movimiento Santuario 2014

October 30, 2014

Louisville

La Iglesia Presbiteriana (EE.UU.) esta y ha estado durante décadas, en la primera línea de protección de los solicitantes de asilo en peligro de deportación. En la actualidad la denominación reafirmó su compromiso al estar de pie en solidaridad con el movimiento Santuario 2014.

La coalición de las comunidades de fe y de inmigración se reunieron en una teleconferencia nacional para destacar la creciente red de congregaciones comprometidas en ofrecer santuario, y desafiar al gobierno de Estados Unidos a detener las deportaciones. Los patrocinadores de la llamada incluyen la IP (EE.UU.), EL Servicio Mundial de Iglesias, la Red Nacional PICO, EL Nuevo Movimiento Santuario de Filadelfia, y la Nueva Coalición Santuario de Chicago..

La Asamblea General acerca el santuario

"La fidelidad a Cristo significa que las personas cristianas viven siempre en tensión con los valores y las políticas nacionales. ... La provisión de santuario para los solicitantes de asilo puede ser una respuesta moral apropiada para las iglesias a pesar de que el gobierno de Estados Unidos considera que este testimonio como ilegal». (Minutas, 1999, Parte I, p. 353, párrafo 25.107, 25.111)

«Los que están en riesgo de deportación son conocidos y amados en nuestras comunidades. Ellos son nuestros amigos y familiares, nuestros miembros de la iglesia y colegas », dijo Teresa Waggener, coordinadora de Asuntos de Inmigración y  Secretaria Asistente Permanente de la IP (EE.UU.). «Nuestras vidas están inextricablemente entrelazadas. Usamos la misma prenda del destino».

 "Las congregaciones que participan en el santuario están viviendo su amor al prójimo mediante su protección hacia las familias vulnerables a la separación», dijo, hablando en nombre del reverendo Gradye Parsons, Secretario de la Asamblea General de la IP (EE.UU.). «Esta denominación tiene una historia de apoyo a las iglesias que opinan que el santuario es una respuesta moral».

En la actualidad, las 24 congregaciones de todo el país, incluida la Iglesia Presbiteriana Southside en Tucson, Arizona, y la Iglesia Presbiteriana de la Universidad en Tempe, Arizona, se han comprometido a proporcionar santuario como parte del movimiento Santuario 2014. Además, alrededor de 60 congregaciones están apoyando al santuario.

Conocida como la cuna del movimiento santuario debido a su trabajo en la década de 1980, la Iglesia Presbiteriana Southside está protegiendo a Rosa Robles Loreto, que ha vivido en una habitación en la iglesia por más de 45 días.

La esposa y madre de dos hijos, ha hecho de Tucson su hogar durante 15 años, sin embargo, ahora tiene una orden de deportación. Ella habló conmovedoramente el miércoles pasado a través de un intérprete acerca de no ser capaz de cuidar a sus hijos de 11 y 8 años, quienes son ciudadanos estadounidenses, asisten a una escuela pública, y disfrutan jugar al béisbol.

Loreto dijo que sus vidas han cambiado a través de esta prueba, quien no deja los terrenos de la iglesia. «Mi objetivo es [para nosotros] ser capaces de estar juntos».

Ella dijo que su esperanza es también para los compañeros deportados; personas que han trabajado, pagado impuestos y que quieren ser ciudadanos ejemplares. «Mi lucha va más allá de mi familia inmediata».

Waggener dijo que cada día 1.000 personas son deportadas de los EE.UU., y tres quintas partes de las personas indocumentadas en el país han estado aquí más de 10 años.

La reverenda Alison J. Harrington de la Iglesia Presbiteriana Southside dijo que su iglesia está ayudando a cambiar el rumbo en Arizona, el cual ha sido el centro de atención gracias a su legislación contra la inmigración ilegal.

«Nosotros hemos estado en las líneas del frente en Arizona», dijo la pastora. «Todos los días este movimiento está creciendo».

La Iglesia de la Universidad Presbiteriana en Tempe, Arizona, también está proporcionando refugio a Luis López Acabal, que vive bajo una orden de deportación.

El movimiento Santuario 2014 técnicamente está resurgiendo gracias a un esfuerzo interreligioso que se inició en la década de los ochenta cuando la guerra civil desplazo a 1,5 millones de centroamericanos. Cuando las peticiones de asilo fueron denegadas por el gobierno de Estados Unidos, los organismos religiosos comenzaron a ofrecer refugio. El reverendo John Fife y la

El renacimiento actual del movimiento se precipitó por el fracaso del gobierno de Estados Unidos y el gobierno de Obama para actuar, ya sea a través de una reforma migratoria integral o una «acción administrativa»  como una forma de alivio.

«Tras el anuncio del presidente el 6 de septiembre para retrasar de nuevo el alivio administrativo a las personas en riesgo de deportación, los organismos religiosos comenzaron a cuestionar la moralidad de la espera y lleva la pérdida diaria de nuestros hermanos y hermanas durante más tiempo», dijo Waggener. «Y así que aquí estamos».

El santuario se brinda a las personas que no cumplan con las prioridades de control de Inmigración y Control de Aduanas; personas que se han calificado para la reforma migratoria si el Congreso aprobaba esa medida; o aquellos que han calificado para la acción administrativa del presidente Obama.

Para más información, visite www.sanctuary2014.org. Para escuchar la teleconferencia, visite sanctuary2014.org/press/sanctuary-press-call.mp3.

Read this article in English.

Read this article in Korean 한국어.

Leave a comment