GIVING TUESDAY-DECEMBER 2 | Calendar Reminder | Make a Gift

Respuesta de la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.) a la crisis de los niños sin acompañante

August 7, 2014

Louisville

Miles de niños sin acompañante están saliendo de  Honduras, Guatemala y El Salvador. Muchos están llegando a los Estados Unidos, donde se espera que este país reciba a más de 60,00 niños al final del ano fiscal. El presidente ha llamado a esta situación una crisis humanitaria. Las agencias federales, el Departamento de Seguridad Nacional y los Servicios Humanos y de Salud a través de la Oficina de Relocación de Refugiados, están colaborando rápidamente en transmitir la información  para responder a la crisis.

Como padre y abuelo, estoy conmovido por las fotos de los niños jugando y durmiendo en las facilidades abarrotadas en Arizona y Texas. Yo adolezco en nombre de sus padres y trato de imaginarme el momento en que sus hijos se embarcaron en este viaje difícil hacia otro país y la profundidad de la pobreza, de la violencia y del abuso que sus hijos han debido de sufrir para poder permitirles irse.

Yo sé que Dios estuvo con ellos durante su viaje. A pesar de estar sujetos al maltrato y en manos de los coyotes, estos niños están vivos en los EE.UU. gracias a los rezos de los padres, amigos y personas como tú y yo que leímos acerca de ellos y sabíamos que estaban viniendo, a pesar de que no sabíamos sus nombres.

En la tradición Presbiteriana, la congregación unida hace un pacto con una familia para criar a  sus hijos en la fe. Nosotros cuidamos los hijos de unos a otros. Nosotros nos ocupamos corporativamente de su seguridad y crecimiento.  Los niños que llegan a nuestras fronteras necesitan igualmente de cuidado, así como llevar la semejanza de Dios.

Por favor, tome un tiempo para leer la siguiente información sobre esta crisis y pueda discernir en oración en su hogar y congregación sobre la manera de cómo cuidar a estos niños que han llegado necesitando de nuestro cuidado.

Reverendo Gradye Parsons, Secretario Permanente de la Asamblea General, Iglesia Presbiteriana (EE.UU.)

Hechos

  • El número de niños sin acompañante capturados en la frontera suroeste por Aduanas y Protección Fronteriza en el año fiscal (FY) 2013 fue de  26,206. El número para el FY2014, hasta el 15 de junio, es de 52,193.
  • 39,133 de estos niños, el 74 por ciento, vienen de El Salvador, Guatemala y Honduras.
  • Esta crisis no es el resultado de la Acción Diferida para Llegadas de Niños. Si fuera así, el flujo de estos niños se hubiera visto solo en los EE.UU. Así mismo, otros países vecinos están viendo un aumento similar de personas salidas de El Salvador, Guatemala y Honduras. Según un estudio de la UNHCR dada a conocer en Mayo de este ano, desde el 2009, los pedidos de asilo de personas de EL Salvador, Guatemala y Honduras sean incrementado por un 432 por ciento en los países vecinos como México, Panamá, Nicaragua, Costa Rica y  Belice.
  • En ese mismo estudio, la UNHCR entrevisto a  404 niños de El Salvador, Guatemala, Honduras y  México,  que tenían entre 12 y 17 años de edad, para determinar porque estaban dejando sus países y si necesitaban protección internacional. Cincuenta y ocho por ciento de estos niños entrevistados describieron las circunstancias en sus países de origen que elevaban el potencial de protección internacional.
  • Estos niños dieron a conocer problemas con violencia, crimen organizado y abuso doméstico. Honduras es la capital donde ocurren más asesinatos en el mundo. El Departamento de Estado  reconoce que el gobierno de Honduras no tiene los recursos suficientes para combatir el crimen en sus fronteras. El Salvador es el cuarto país con respecto al ranking de asesinatos y Guatemala es el quinto.
  • Los niños que llegan sin acompañante no tiene libertad condicional en los EE.UU. sino que se les permite quedarse indefinidamente. Ellos deben estar bajo custodia de Aduanas y Protección Fronteriza por setenta y dos horas y de ahí son enviados a la Oficina de Relocación de Refugiados (ORR) la cual intenta encontrar a algún pariente, o un hogar donde ubicarlos, con la ayuda del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS). Todos los niños que llegan sin documentos a los EE.UU. se les da una noticia de presentarse a una audiencia para un procedimiento de deportación.

Maneras de ayudar

  • Haga su parte para añadir hechos y cordura al diálogo. Siga los enlaces dados en el artículo de los informes de fuentes fiables para informarse sobre la situación y utilice estos hechos para cambiar el diálogo en la fuente y en las bancas.
  • El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres está involucrado con las iglesias y los presbiterios en la frontera, que son especialmente afectados por esta crisis. Obtenga más información acerca de este importante ministerio y cómo donar aquí.
  • Inicie un ministerio de visitación en un centro de detención. Los niños que obtienen una demanda de protección internacional pueden tener que esperar un largo tiempo para su audiencia. Si la familia no puede ser localizada, van a pasar este tiempo en un centro de la ORR. Para encontrar un centro de la ORR establecido cerca de usted, póngase en contacto con asuntos públicos de la HHS al: 202-401-9215.

Se están abriendo nuevas instalaciones cada semana para responder a esta crisis específica. La siguiente lista no está completa.

Joint Base San Antonio-Lackland Airforce Base, Lackland, Texas

Fort Sill, Fort Sill, Oklahoma

Naval Base Ventura County, California

  • Si usted cree que tiene algún familiar bajo la ORR, por favor llame a la línea directa de padres: 1-800-203-7001.
  • Las personas que tengan una audiencia de inmigración no están garantizados a recibir consejería legal. De hecho, la mitad de todas las personas en procedimiento de inmigración no tienen un abogado. Se espera que la mitad de los niños que ingresan a los EE.UU. tendrán una solicitud de asilo o de inmigrante especial con estatus juvenil. Ellos necesitarán un abogado para ayudarles a través del proceso de inmigración complejo. Si usted conoce a un niño no acompañado, considere reunir fondos para su defensa o ayudarles a encontrar un abogado asequible. Póngase en contacto con Inmigración Advocates Network, una red de abogados de inmigración sin fines de lucro, o asóciese con su capítulo AILA o con la asociación de abogados local para contratar abogados.
  • Los niños con reclamos aprobados recibirán un estatus en los EE.UU. Algunos de estos niños no tendrán una familia en con quien ir. Considere la posibilidad de convertirse en una familia de acogida a través de la ORR.
  • A medida que la Iglesia ve en la manera de ayudar en esta situación, la información de esta página se actualizará acordemente. Si ha encontrado una oportunidad para la difusión de esta información y quisiera compartirlo con toda su iglesia, por favor póngase en contacto con Teresa Waggener en la Oficina de Inmigración.

Read this article in English.

Leave a comment