En cuanto a los/as ancianos/as gobernantes: ancianos/as gobernantes y los/as secretarios/as

January 19, 2016

Louisville

Creciendo a las afueras de Chicago, fui y sigo siendo hoy, un ávido fanático de los cachorros de Chicago. Temprano aprendí que viviendo a mí alrededor había dos tipos de fanáticos del béisbol, los fanáticos de los cachorros de Chicago y los aficionados de las medias blancas de Chicago. Era un equipo u otro, a pesar de que ambos equipos eran de la misma ciudad.

Créalo o no, esa vieja comprensión de mi infancia viene a mi mente cuando se trata de secretarios/as del consistorio. Al compartir con secretarios/as de consistorios a través de los años, me doy cuenta que hay dos tipos de secretarios/as, aquellos/as quienes también sirven en el consistorio como anciano/a activo/a y aquellos/as  quienes no sirven actualmente como miembros del consistorio. Eso es porque G-3.0104 del Libro de Orden sólo dice que "el/la Secretario/a del consistorio será un/a anciano/a gobernante elegido/a por el consistorio por un término definido determinado". No dice que el/la anciano/a gobernante deba ser un/a gobernante activo/a del consistorio. Tampoco dice que el/la anciano/a gobernante no deba ser un/a anciano/a activo/a en el consistorio. Está abierto a cualquiera de las dos opciones. Parece que la diferencia estriba en cómo se relacionan los consistorios y secretarios/as.

Cuando el/la secretario/a no es miembro del consistorio, a menudo es necesario recordarle al consistorio que el/la secretario/a ha estado en el lugar de ellos/as. Cada secretario/a, en un momento u otro, ha estado en un consistorio y luchó con las mismas cosas con las que los ancianos/as gobernantes luchan. Ya sea el presupuesto o la escuela dominical o pidiendo orientación sobre un nuevo proyecto de misión, ancianos/as gobernantes han tenido que orar y trabajar juntos/as. Como ancianos/as gobernantes, en algún momento, el/la secretario/a ha compartido esas experiencias. Los/as secretarios/as entienden lo que los/as ancianos/as gobernantes pasan en el consistorio ya que ellos/as han estado ahí también.

Cuando el/la secretario/a es un/a miembro del consistorio, la dificultad a menudo puede ser todo lo contrario. Puede ser fácil para el/la secretario/a funcionar más como miembro del consistorio y no en su papel como secretario/a. En esas situaciones, los/as otros/as ancianos/as gobernantes en el consistorio pueda que deban apoyar al secretario/a en su rol de secretario/a.

Responsabilidades de la Secretaría
Sin importar que tipo de secretario/a uno tiene, las responsabilidades de la secretaría siguen siendo las mismas. La misma sección mencionada previamente, G-3.0104, detalla las responsabilidades del/de la secretario/a "quien mantendrá un libro de actas de las operaciones del concilio, mantendrá la lista de sus miembros y su asistencia, mantendrá cualquier registro requerido, conservará el libro de actas y suplirá extractos de ellos a requerimiento de otros concilios de la iglesia.".

Una responsabilidad que no aparece en G-3.0104 pero si en G-1.0505 es que "el secretario o la secretaria del consistorio servirá como secretario o secretaria de las reuniones congregacionales.

Si el secretario o la secretaria del consistorio no puede servir, la congregación elegirá a un/a secretario/a para esa reunión." Tenga en cuenta que la congregación elige al/la secretario/a para esa reunión congregacional. El/la secretario/a no nombra a alguien, ni tampoco el consistorio o el/la moderador/a. La congregación tiene que elegir al/la secretario/a cuando el/la secretario/a no es capaz de estar presente.

Término de Servicio
Por último, es importante recordar que los/as secretarios/as son "elegido/a por el consistorio por el término que éste determine." (otra vez G-3.0104 que nos es familiar). No se especifica el periodo del  término elegido y puede acordarse un año o tres años o cualquier término. Pero cualquiera que sea el término, si se le va a solicitar al/a la secretario/a servir otro término, escuchar realmente lo que el/la secretario/a siente sobre servir otra vez puede ser uno de los mayores regalos que pueden dar los/as ancianos/as gobernantes.

La mayoría de los/as secretarios realmente disfrutan de poder servir a sus congregaciones en esta capacidad y aprecian la oportunidad de trabajar con ancianos/as gobernantes para el mejoramiento de las congregaciones que todos/as aman. Como ancianos/as gobernantes también, quieren que la iglesia — la iglesia de ellos/as prospere y crezca en servicio para Cristo.


El Reverendo Ted McCulloch ha sido el Secretario Permanente para el presbiterio de Lake Huron desde abril del 2010. Ha servido en congregaciones en Birch Run y Saginaw, Michigan. Como un fan de los cachorros de Chicago, siempre esperanzado, Ted estuvo muy esperanzador mientras sus cachorros de Chicago estuvieron a punto de llegar a la Serie Mundial este año.

For more about the information provided here, please contact Martha Miller at martha.miller@pcusa.org and browse the Ruling Elders website.

Leave a comment