La Comisión “Camino Hacia Adelante” presenta un informe de mitad de período

El grupo identifica siete áreas que "necesitan atención y revisión"

June 28, 2017

—foto de Leslie Scanlon

LOUISVILLE

La Comisión “Camino Hacia Adelante” de la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.) ha emitido un informe de mitad de período de tres páginas, que identifica siete áreas de la vida de la denominación que "necesitan atención y revisión".

La Comisión “Camino Hacia Adelante” fue creada por la Asamblea General 222a (2016) con la encomienda de “estudiar e identificar una visión de la estructura y la función de la Asamblea General [entidades] de la IP (EE.UU.)” (Minuta de 2016, Parte I, pp. 38, 226, versión electrónica).

El informe final de la Comisión, que será examinado por la 223ª Asamblea General (2018), deberá presentarse antes del 16 de febrero de 2018.

El texto íntegro del informe de mitad de período de la Comisión “Camino Hacia Adelante”:

Iglesia Presbiteriana (EE.UU.)
Comisión “Camino Hacia Adelante” de la Asamblea General
Informe de Mitad de Período
27 de junio de 2017

 

Cada vez que me acuerdo de ustedes doy gracias a mi Dios;
y cuando oro, siempre pido con alegría por todos ustedes;
pues ustedes se han hecho solidarios con la causa del evangelio,
desde el primer día hasta hoy.
Filipenses 1: 3-5

Estas palabras de la Epístola a la iglesia en Filipos bien podrían haber sido dichas por cada uno/a de nosotros/as, los/as miembros de la Comisión “Camino Hacia Adelante”. De forma individual y colectiva tenemos afecto profundo y duradero por la fidelidad de todos/as los/as miembros y congregaciones de la IP (EE.UU.).

Al asumir nuestras responsabilidades, hemos tenido ante nosotros el llamamiento urgente de nuestra iglesia bajo el Señorío de Cristo para proclamar las Buenas Nuevas en un mundo cansado. Con gran alegría, esperanza y confianza en la gracia de Dios, hemos comenzado a soñar con la iglesia del siglo XXI que vemos emergiendo.

No hemos comprendido nuestro encargo de ser uno, de encontrar maneras de manejar la declinación, o de jugar con las estructuras existentes con la esperanza de asegurar la supervivencia institucional. Por el contrario, alentados por nuestro llamamiento a través de la voz de la Asamblea General, el consejo del Secretario Permanente y las palabras de amonestación y aliento de cientos de presbiterianos/as, hemos puesto un rumbo más audaz.

Creemos que somos una iglesia cambiante en un mundo cambiante y que nuestras formas de trabajo y testimonio deben reflejar el dinamismo de nuestras vidas contemporáneas. A medio camino de nuestra tarea estamos ansiosos por compartir nuestros pensamientos y progreso con los/as presbiterianos/as en toda la iglesia. Deseamos su meditada reflexión, retroalimentación y oración para nuestro esfuerzo continuo.

Creemos ”… de que Dios, que comenzó a hacer su buena obra en ustedes, la irá llevando a buen fin... para defender y confirmar el anuncio del evangelio. "(Fil. 1: 6-7)

Coordinación con Agencias y Comités

Continuamos reuniéndonos, revisando e incorporando la abundante información disponible de agencias y ministerios en toda la iglesia. Reconociendo que se nos ha dado una oportunidad única para reformar nuestra iglesia para un servicio más eficaz y reflejar nuestro deseo de actuar como un solo cuerpo en Cristo en una misión común, la Comisión “Camino Hacia Adelante”  ha tomado los siguientes pasos:

  • Afirmación de enfoque. Cómo nos relacionamos unos con otros dentro de nuestra iglesia y las actitudes de nuestra “cultura” corporativa son fundamentales para establecer el tono, el enfoque y los valores comunes que subyace de la iglesia nacional a medida que avanzamos en nuestro trabajo. La comisión ha emitido su discernimiento en una “Afirmación de Enfoque” que se puede encontrar en http://www.pcusa.org/resource/way-forwa r-d-comisión afirmación enfoque / .
  • Iniciativas de la Agencia. Hemos establecido conversaciones en curso con las seis agencias nacionales para identificar mutuamente y poner en práctica las mejoras recomendadas. Un resumen de estas iniciativas está siendo compilada y se dará a conocer tan pronto como esté disponible.
  • Coordinación con la Revisión de Todas las Agencias y Visión 2020. Continuamos nuestro trabajo en conjunto y la conversación con los dos comités establecidos por la 222ª Asamblea General (2016) para examinar la identidad, función y estructura de nuestra denominación en nuestra realidad actual.

Principales Temas Emergentes

"Nuestra misión primaria como iglesia es transformar el mundo
para bien en el nombre de Jesucristo.
 " 
Jan Edmiston, Co-Moderadora de la 222ª Asamblea General (2016)

En nuestro trabajo de discernimiento, estas siete áreas son las primeras identificadas como necesitadas de atención y revisión a medida que pensamos en un cambio estructural adaptativo y efectivo para las agencias de la Asamblea General.

  1. Enfoque Congregacional. Con la firme convicción de que la iglesia local es el lugar central del ministerio para la IP (EE.UU.), pero “no es en sí misma la totalidad de la iglesia” (Libro de Orden, G-1.0101) (sin embargo, el apoyo de la congregación es una prioridad esencial de la iglesia nacional), creemos que las seis agencias de la denominación están estudiando maneras innovadoras de colaborar entre sí y con consejos medios para proveer a las iglesias locales el apoyo contextual adecuado que es ágil y receptivo. Aunque esto puede tomar muchas formas, lo que es central y debe ser central en nuestra denominación es responder a la pregunta: ¿Cómo podemos asociarnos mejor con las iglesias para que puedan vivir plenamente su vocación misional en sus comunidades?
  2. Prioridad en la Misión. En la vanguardia de nuestro discernimiento está una apreciación de la fidelidad y el arduo trabajo de nuestro personal nacional en nuestro servicio común a Jesucristo y la IP (EE.UU.), haciendo una profunda diferencia en la iglesia y el mundo. En el fortalecimiento del aspecto misional de ese llamado, los modelos innovadores de prestación de misión y no responsabilidades corporativas o administrativas deben ser la tarea central y crítica de las agencias nacionales. Creemos que la Agencia de Misión Presbiteriana en especial, ha tenido que cargar durante demasiado tiempo con responsabilidades corporativas que crean barreras para el personal dotado y obstaculizan su pleno enfoque en la misión y la coordinación con las congregaciones, consejos medios y compañeros ecuménicos mundiales. Reconociendo la importancia de estos requisitos, así como las obligaciones de custodia inherentes a la financiación y el trabajo de la iglesia nacional, estamos en búsqueda de los métodos más transformadores de compromiso misional.
  3. Diversidad y Liderazgo. Mientras la demografía denominacional sigue reflejando las mayorías tradicionales de nuestro pasado, toda la diversidad representada en nuestra cultura es central en lo que somos como iglesia. Con respecto a la identidad de misión, y crecimiento, debemos incorporar esa diversidad en nuestra función y estructura. Tenemos que preparar a los/as líderes para la iglesia que seremos y considerar formas innovadoras de proporcionar eventos de desarrollo de liderazgo, programas y formación. Esto incluye nutrir a los/as líderes - ministros ordenados/as, ancianos/as gobernantes y ancianos/as gobernantes comisionados/as - de las minorías emergentes. También incluye una disposición para estimular y apoyar patrones de liderazgo pastoral alternativos más adecuados a la iglesia en la que nos estamos convirtiendo.
  4. Relaciones con Consejos Medios. Los presbiterios han sido descritos como la pieza clave de nuestra denominación. Se asocian directamente con congregaciones particularmente en tiempos de transición, remodelación o de crisis. Sin embargo, estamos siendo testigos de un cambio radical en la estructura, personal, financiación y las responsabilidades de estos consejos. El papel de los sínodos también está en transición. Hay una carencia de recursos que afectan al personal remunerado a nivel del presbiterio y un ministerio de consejos medios que ha sido reconfigurado dentro de la Oficina de la Asamblea General. La iglesia nacional debe encontrar formas tangibles adicionales para asociarse con presbiterios y sínodos en apoyo de las congregaciones.
  5. Funcionando como “Iglesia”. La iglesia está llamada a hablar la verdad del Evangelio al mundo de hoy. No obstante, se percibe una falta de claridad en tanto quién representa a la iglesia en testimonio público en nombre de la denominación y quién sirve como una voz central dentro de la denominación. La presente ambigüedad no es un problema de una persona sino más bien una cuestión de estructura, funciones y responsabilidades. Estamos revisando las responsabilidades de la Secretaría Permanente y aclarando cómo esta oficina, el más alto cargo electo requerido por nuestro Libro de Orden, habla en nombre de la denominación, así como examinando los roles de las voces de la Moderatura de la Asamblea General y varios/as ejecutivos/as de las agencias. Además, la falta de estructuras para asumir la responsabilidad de todas las partes de la iglesia hacia nuestro centro eclesiástico y la necesidad de afirmar la primacía de la iglesia como “iglesia” (por encima de funciones, operaciones, ejecutivo, apoyo, etc.) nos conduce a examinar más a fondo el potencial rol de la Secretaría Permanente. Buscamos fortalecer esta función, manteniendo nuestra política reformada de “poder compartido... ejercido en conjunto” (Libro de Orden, F-3.0208).
  6. Apoyo Administrativo Reconceptualizado. Creemos, como se señala en el segundo tema, que puede y debe haber mejores formas de prestar servicios corporativos y administrativos que sitúen las funciones como un apoyo a los componentes misionales de las agencias nacionales. Al avanzar en nuestro discernimiento, hay preguntas que necesitan ser examinadas. Por ejemplo: ¿Qué servicios administrativos pueden y deben ser centralizados en todas las agencias?; ¿cuál es la forma más eficiente y efectiva de prestar servicios corporativos y administrativos?; ¿deben algunas funciones ser subcontratadas?; y ¿cómo podemos hacer que estos servicios respondan ante el/la usuario/a final?
  7. Comunicación Efectiva. Hemos observado una falta de cohesión en la marca, la voz y la coherencia entre la gran cantidad de canales de comunicación en toda la denominación. El ejemplo más obvio es la página web de la denominación y sus muchas iteraciones. Existe el deseo de una plataforma clara, de fácil manejo y variada, incluyendo todo, desde la impresión a los medios sociales, para comunicar el trabajo que la IP (EE.UU.) está haciendo a nivel local y en todo el mundo.

Invitación a la Retroalimentación

Y, ahora nos gustaría escucharle a usted para determinar si estamos en el camino correcto.

  • ¿Qué le suena cierto a usted en los temas que hemos identificado?
  • ¿Qué falta en estos temas?
  • Hemos presentado los temas en un orden, intentando alguna priorización; ¿Qué cambios haría usted? ¿Qué tema o temas deberían tener prioridad?
  • Si pudiera darle a la comisión un consejo mientras continuamos nuestro trabajo, ¿cuál sería?

Puede responder a estas preguntas y proporcionar otros comentarios en el siguiente enlace: https://www.surveymonkey.com/r/WFCMid-termreport . El enlace estará abierto del 1 al 15 de julio de 2017.

¡Esperamos saber de usted!

Para terminar, compartimos algunos versos de un poema que inspiró a la Comisión en nuestra reunión de mayo y esperamos que también resuene con ustedes.

No es momento para recordar el pasado.
Es un tiempo para reflexionar sobre el presente.
No es momento de pensar en lo que podría haber sido.
Es el momento de planificar lo que va a ser.
No es momento de ser perseguido por la duda.
Es un tiempo para ser levantado por la esperanza.

- Martin L. Yonts, “Una Meditación Sobre la Vida”

Con gran esperanza, seguiremos avanzando. Le pedimos que continúe orando para que podamos ver lo nuevo que Dios está haciendo.

[English] [한국어]

Leave a comment