Presbyterian Disaster Assistance is helping! We're responding to Harvey (GIVE NOW) and Irma (GIVE NOW).

Respecto a los/as ancianos/as gobernantes: una serie mensual para líderes espirituales

Confianza en Dios

July 14, 2017

Ruling Elders Logo

Confianza en Dios. La frase siempre ha tenido un sentimiento de vainilla, un poco desabrido para mí, aunque me gusta la vainilla. Simplemente no es un sentimiento para llamar la atención de uno - o levantarse y cantar. La palabra "confianza" en sí misma se siente muy mansa. 

Pero el ex Secretario de Estado estadounidense Warren Christopher hace la palabra más intrigante. En su ensayo, “A Shared Moment of Trust,” de la antología This I Believe, señala que en nuestro mundo global, la cooperación a través de las diferencias es crítica. Y que en 2003, por ejemplo, los médicos de cinco naciones, trabajando en estrecha colaboración, fueron capaces de identificar rápidamente el virus del SARS y salvar miles de vidas. 

Pero también tiene un ejemplo más mundano. Christopher describe estar conduciendo por un camino de dos carriles por la noche, a unos sesenta kilómetros por hora. Pasó un vehículo que venía desde la dirección opuesta y, durante una fracción de segundo, él y el otro conductor hicieron contacto visual. Christopher describe haberse preguntado sobre el conductor, lo que podría haber estado pensando en ese momento, y sobre la confianza compartida que tenían de que cada uno se quedaría en su propio carril, sin distraerse o quedarse dormido al volante. 

La palabra "confianza" suena más rica cuando nos sentimos vulnerables. 

Trust

Trust —Flickr user purplejavatroll - CC BY-SA 2.0

El año pasado mi madre murió y tres años antes, mi padre también falleció. Hay una corriente de dolor y gratitud en mis días. Mi resiliencia no es lo que podría ser, pero es lo que es. Recientemente, tuve una serie de reuniones que no salieron tan bien como esperaba. No pude estar plenamente presente en ellas. No podía encontrar mi voz, o las reuniones iban en una dirección que no esperaba. Fue desalentador. 

Además, yo estaba luchando con una preocupación personal en mi vida, para la que no hay soluciones fáciles o próximos pasos. Todos/as las tenemos -presiones laborales, preocupaciones financieras, problemas de salud, luchas por las relaciones familiares, preocupaciones por nuestra iglesia, pasiones por un problema particular de justicia- son las cargas que soportamos a largo plazo. Y debido a que somos conscientes y trabajadores, seguimos sosteniéndonos. Tal vez nuestros pasos tienen mucha pesadez, pero seguimos "caminando el camino" lo mejor que podemos. 

Estaba desahogándome con una colega después de esta semana particularmente ocupada e insatisfactoria. Y pensé que ella iba a ofrecer estrategias útiles. Pero en su lugar ella dijo: "¿Por qué no tomas un descanso de todo esto, por aproximadamente un mes o algo así?" Me sorprendí, pero podía sentir una invitación en sus palabras.

Lo que escuché fue: "Retrocede, toma una Sabática. Ora, y confía en Dios.” Estaba atónita y sorprendida. Pero parecía una oportunidad, como diría una amiga mía, déjate caer en una hamaca. Se sentía como una entrada en la gracia nuevamente. 

Como cristianos/as, y como líderes de la iglesia, hablamos de confiar en Dios, y sin embargo, no es algo que siempre abrazamos. Sin quererlo, ponemos demasiado sobre nuestros propios hombros, o nos adelantamos al Espíritu. Tratamos de hacer que las cosas funcionen y a veces estamos tratando demasiado duro. 

En este momento, estamos en pleno verano. El horario de la iglesia tiende a disminuir. Y tal vez está bien para cada uno/a de nosotros/a reducir la velocidad, o dar un paso atrás en nuestra propia manera. Tal vez debemos dejarnos caer en la hamaca del amor de Dios por nosotros/as, recordar y dejarnos llevar por los brazos de Aquel que realmente sabe lo que está pasando. 

Confiar en Dios puede significar muchas cosas para cada uno/a de nosotros/as. Para mí, es algo en lo que puedo apoyarme, algo en lo que puedo poner todo mi peso. Es recordar la fortaleza de ser parte de una comunidad de fe. La confianza es el camino que puedo caminar hasta que pueda ver claramente y sentirme más esperanzada. La confianza es la piedra angular por la que vivo mi vida. 

¿A qué parece y cómo se siente la confianza en Dios? ¿Cómo puede dar un paso atrás y confiar en Dios más plenamente este verano? ¿Y con qué preocupaciones? 

Confianza en Dios. Puede que no sea el sentimiento más excitante, pero, como cristianos/as, nuestras vidas dependen de ello.


La Reverenda Dra. Diana Nishita Cheifetz es directora espiritual, sirviendo a líderes laicos y clérigos en el área de la Bahía de San Francisco, en E.U.A., e internacionalmente. Su sitio web es www.spiritualdirectionforpastors.com.

For more about the information provided here, please contact Martha Miller at martha.miller@pcusa.org and browse the Ruling Elders website.

Read this post in 한국어 and English.

Leave a comment