El estudio bíblico de la Asamblea General 223 explorará "la familia de Dios" versus "el reino de Dios"

Un dúo de profesores de seminario conducirá las reflexiones en las sesiones plenarias, en vez de en los comités

February 12, 2018

GA223 Medallion

LOUISVILLE

«Construir la familia de Dios para el siglo XXI» es el tema de los estudios bíblicos planeados para los comisionados y las comisionadas a la 223ra Asamblea (2018) de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), que se reunirá del 16 al 23 de junio en St. Luis.

Los estudios bíblicos serán liderados por Deborah Krause, decana académica y profesora de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Edén en San Luis, y Raj Nadella, profesor asistente de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Columbia en Decatur, Georgia.

Image of Deborah Krause

Deborah Krause

Krause, una ministra presbiteriana y miembro del Presbiterio de Giddings-Lovejoy, ha participado activamente en un movimiento en curso de líderes religiosos y comunitarios que protestan por las injusticias en San Luis. El movimiento surgió tras el tiroteo mortal del joven afroamericano Michael Brown por un oficial de policía blanco en Ferguson, Missouri, en el 2014. Las protestas se intensificaron el otoño pasado tras la absolución de otro oficial de policía por el disparo mortal de Anthony Lamar Smith, de 24 años, en el 2011.

Nadella, que es originario de India, es director del programa de Maestría en Estudios Teológicos (MATS, por sus siglas en inglés) del Seminario Columbia. Sirve en la Comisión de Fe y Orden del Consejo Nacional de Iglesias y en el Comité de Representación de la Asamblea General de la IP(EUA). Nadella es el autor de un libro sobre el Evangelio de Lucas y actualmente trabaja en un libro sobre el tema del “imperio” en los evangelios sinópticos y en la coautoría de un libro de texto sobre estudios bíblicos postcoloniales.

Thomas D. Hay, director de Operaciones de la Asamblea en la Oficina de la Asamblea General de la IP (EE. UU.), dice que el Secretario Permanente de la Asamblea, J. Herbert Nelson, II, concibe los estudios como «una plataforma para que algunos de los mejores eruditos (y eruditas) bíblicos en la iglesia ayuden a los comisionados y las comisionadas a pensar bíblicamente sobre asuntos que enfrenta la asamblea».

Los estudios bíblicos de este año se llevarán a cabo en las sesiones plenarias antes de que los comisionados y las comisionadas se dispersen en sus comités—un cambio respecto a las asambleas previas cuando el estudio bíblico se realizó en los comités.

Krause y Nadella planean enfocarse en textos de los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) que describen el «reino de Dios». Pero su acercamiento, explica Krause, hará «una crítica del concepto del reino como una monarquía jerárquica» y «lo reinventará como una familia, una estructura de poder más horizontal en la cual toda persona es una criatura amada de Dios».

Image of Raj Nadella

Raj Nadella

«El reino tiende a ser muy exclusivo», dice Nadella. Por ejemplo, la gente puede ser excluida por su raza, su estatus socioeconómico, su orientación sexual y otros factores. “La metáfora de la familia nos permite imaginarnos una comunidad inclusiva, construida sobre una humanidad común y valores compartidos”

Otra manera en la que se diferencian el reino y la familia añade, es que «el reino considera las relaciones como un juego de suma cero, partiendo de la presunción de que si una comunidad gana algo otra comunidad resulta perdedora. Una visión semejante del mundo suele generar la desconfianza mutua entre diferentes comunidades y engendrar la violencia»

Por el contrario, la familia de Dios 1 se construye «no por medio de la competencia sino con la cooperación mutua y la solidaridad», afirma Nadella. «La gente que forma parte de la familia usa sus recursos y su privilegio para defender a los demás que gozan de menos privilegios».

Nadella y Krause señalan que la idea de «la familia» está respaldada por la vida y las enseñanzas de Jesús. Por ejemplo, Jesús criticó las estructuras de poder de su época y amplió la definición de familia para extenderla más allá de las relaciones sanguíneas.

El analizar estos contrastes ayudará al pueblo presbiteriano a «pensar de forma diferente acerca lo que significa ser la iglesia en el mundo», dice Krause. Ella cree que es importante entender como la idea del «reino» ha dejado un legado de colonialismo, imperialismo, sexismo y racismo, conceptos todos que «degradan y destruyen el pueblo de Dios y la creación de Dios»

«La gente presbiteriana tiene mucha influencia en la economía de los Estados Unidos», añade Nadella. «Hemos sido cómplices en la construcción del reino. Ahora necesitamos aprovechar nuestro privilegio para hacer lugar en la mesa para los grupos excluidos y marginados—los inmigrantes del hemisferio sur; las personas que no son cristianas, especialmente las musulmanas; y la gente de color, especialmente los afroamericanos».

Ambos líderes dicen que sus orígenes influirán su acercamiento al tema de «construir la familia».

«Como una persona de color—un inmigrante del sur de India—a menudo me hallo en los márgenes», dice Nadella. «Ese trasfondo informa mi acercamiento a las Escrituras».

Krause dice que ella y otros clérigos (y clérigas) están aprendiendo del valor y la integración de quienes protestan en St. Luis «lo que significa ser la iglesia en el siglo XXI».

Ambos esperan ofrecerle a los comisionados y las comisionadas herramientas exegéticas e interpretativas que pueden usar en sus propios contextos para «participar en la construcción de la familia de Dios desde las bases».

«El pueblo presbiteriano es uno de la Palabra, en el cual nos apegamos a las Escrituras», dice Nadella. «Estamos siendo llamados y llamadas a interpretarlas con mayor fidelidad dentro del contexto político actual».

 
[한국어] [English]



[1] La «familia de Dios» es la traducción del término inglés «kin-dom of God» que acuñó la teóloga mujerista Ada María Isasi-Díaz en su libro En La Lucha/In the Struggle: Elaborating a Mujerista Theology.

Leave a comment