Nelson: La capacitación y educación del liderazgo es clave para la transformación

Nueva era requiere un trabajo diferente, dijo el Secretario Permanente a COGA

February 7, 2018

La reunión de COGA se reúne el 6 de febrero del 2018 en St. Louis. Miembros (de izquierda a derecha): la comoderadora de la 222.ª Asamblea General (2016), la Reverenda Denise Anderson; moderadora de COGA, la Reverenda Dra. Barbara Gaddis; y el secretario permanente de la Asamblea General, el Rev. Dr. J. Herbert Nelson II.

La reunión de COGA se reúne el 6 de febrero del 2018 en St. Louis. Miembros (de izquierda a derecha): la comoderadora de la 222.ª Asamblea General (2016), la Reverenda Denise Anderson; moderadora de COGA, la Reverenda Dra. Barbara Gaddis; y el secretario permanente de la Asamblea General, el Rev. Dr

ST. LOUIS

El secretario permanente de la Asamblea General J. Herbert Nelson II dijo al Comité de la Oficina de la Asamblea General (COGA) 6 de febrero que la educación y capacitación del liderazgo de la iglesia es clave para la transformación de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.).

«Como iglesia, estamos algo dispersos», dijo Nelson al grupo reunido en el Centro de Convenciones de St. Louis, lugar donde se reunirá la 223ª Asamblea General este verano (2018), del 16 al 23 de junio. «Hay algunas luces brillantes, pero en algunos casos estamos pobres de liderazgo», dijo Nelson, «y esto crea desafíos para muchas personas en nuestros concilios medios».

Durante muchos años, la IP (EE. UU.) ha otorgado una gran importancia a las habilidades de administración, señaló Nelson, «pero necesitamos personas que puedan resolver problemas de importantes y que tengan visión. Necesitamos personas que piensen diferente, que tengan el profundo deseo de hacer un trabajo transformador, a menudo ante la resistencia».

Sobre transformar la denominación, Nelson dijo: «necesitamos educar y capacitar a las personas para el ministerio práctico. Estamos haciendo un trabajo terrible al enseñar ... áreas como la historia presbiteriana/reformada y nuestra tradición de participación pública. No hemos puesto las bases necesarias para la transformación de la iglesia en el mundo actual».

Nelson lamentó la pérdida de una serie de programas denominacionales diseñados para apoyar al pastorado de primer llamamiento y otros liderazgos innovadores. «Necesitamos ser mentores y entrenar líderes transformadores, porque muchas personas están luchando ... ¿cómo educamos y capacitamos para un ministerio transformador y cómo involucramos a los concilios medios más activamente en este trabajo transformador?»

Como ejemplo, Nelson citó la participación de la iglesia en asuntos de inmigración. «Muchas de las personas inmigrantes a quienes buscamos servir ahora son 'nosotros/as', no 'ellos/as'». «Son parte del pueblo presbiteriano a quienes hemos evangelizado y ahora están entre nosotros».

Con respecto a la congregación presbiteriana indonesia en Manchester, Nuevo Hampshire, cuyos miembros se enfrentan a una deportación inmediata, Nelson dijo: «Estamos luchando a vida o muerte. ¿Cómo abordamos algo que es mucho más profundo que solo la preocupación pastoral? Las congregaciones están siendo destruidas y las personas que hemos evangelizado se enfrentan a la muerte por causa de la deportación. Nuestro desafío es pensar qué problemas de gran envergadura están en juego aquí».

Nelson reiteró lo que ha dicho a lo largo de sus primeros dieciséis meses como secretario permanente, incluyendo los 102 viajes a congregaciones, presbiterios, sínodos, reuniones denominacionales y campos misioneros: «Estoy emocionado de ver hacia dónde se dirige esta iglesia y a donde tiene que ir ... pero tenemos que darnos prisa. Estamos a punto de dar la vuelta, pero es solo eso: dar la vuelta».

«Estamos en una era diferente y tenemos un trabajo diferente que hacer».

La reunión del COGA se realizará del 6 al 8 de febrero e incluirá visitas con líderes del Comité de Acuerdos Locales para la 223ª Asamblea General (2018) aquí y con líderes comunitarios comprometidos con la iniciativa «Manos y pies» de la IP (EE. UU.) para involucrar al pueblo presbiteriano en actividades de aprendizaje del servicio, en comunidades necesitadas de St. Louis antes, durante y después de la Asamblea General.


[한국어]  [English]

Leave a comment