LOUISVILLE
Image of Co-Moderators of the 223rd General Assembly

Vilmarie Cintrón-Olivieri (izquierda) y Cindy Kohlmann (derecha) co moderadoras de la 223ª Asamblea General (2018) - Photo by Michael Whitman.

Liderazgo eclesiastico: En una de las elecciones más disputadas en los últimos años, la anciana gobernante Vilmarie Cintrón Olivieri (presbiterio de Florida tropical) y la reverenda Cindy Kohlmann (presbiterios de Boston y norte de Nueva Inglaterra) fueron elegidas co moderadoras de la 223ª Asamblea General (2018) el sábado por la tarde del 16 de junio. En una cuarta votación por diferencia de votos 266-253, sobre otro equipo de co-moderadores: la reverenda Eliana Maxim (Presbiterio de Seattle) y el Reverendo Bertram Johnson (Presbiterio de la ciudad de Nueva York), seguidos de una pareja moderadora/vicemoderador, la anciana gobernante Chantal D. Atnip (presbiterio de Carlisle) y el reverendo Ken Hockenberry (presbiterio de Chicago)

En otras acciones que involucran el liderazgo de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), la asamblea:

  • Confirmó la elección de la reverenda Diane Moffett como presidenta y directora ejecutiva de la Agencia Presbiteriana de Misión.
  • Confirmó la reelección del reverendo Tom Taylor como presidente de la Fundación de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.).
  • Confirmó la elección de Alton B. Pollard III como presidente del Seminario Teológico Presbiteriano de Louisville.

Desinversión de combustible fósil: por una votación de 332-178, la asamblea votó a favor de un informe minoritario que pedía a la IP (EE. UU.) continuar su compromiso corporativo con las compañías de combustibles fósiles, a través de su Comité de Responsabilidad para la Misión a través de la Inversión en vez de desinvertir en estas compañías. El Comité de Asuntos Ambientales de la Asamblea había votado 35-20 para la propuesta de desinversión ofrecida por el Presbiterio de Hudson River. Después de que el informe de la minoría se convirtiera en la moción principal, fue aprobado por la asamblea 409-106.

Israel-Palestina / Medio Oriente: después del acalorado debate en el Comité de la Asamblea sobre Asuntos del Medio Oriente que se extendió por los pasillos del Centro América (centro de convenciones de St. Louis), la asamblea revisó el informe del comité en solo treinta y cinco minutos el 22 de junio. Entre sus acciones, la asamblea:

  • Pidió a RE / MAX, LLC, que finalice su venta y alquiler de propiedades en terrenos ocupados y disputados en Jerusalén del Este y Cisjordania. La votación fue 393-55.
  • Expresó su apoyo a todos los esfuerzos por unir pacíficamente al pueblo palestino e israelí.
  • Pidió al estado de Israel que cumpla plenamente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos a fin de detener las prácticas discriminatorias y pidió al gobierno de los Estados Unidos que se reincorpore al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
  • Condenó la violencia reciente a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza.

Per Cápita: La asamblea aprobó la per cápita de la Asamblea General en el 2019 de $ 8.95 por miembro, un aumento de $ 1.25 (o 15.8 por ciento) por miembro en el 2018. El Comité de la Oficina de la Asamblea General había propuesto originalmente un aumento del 39 por ciento en 2019 a $ 10.71 por miembro. En la asamblea, el Secretario General de la Asamblea General J. Herbert Nelson II, revisó esa solicitud hasta un aumento del 10 por ciento en el 2019 (hasta $ 8,50) y en el 2020. El Comité de la Asamblea de Procedimientos de la Asamblea General aprueba la solicitud de 2019, pero no el aumento de 2020. La asamblea agregó $ 643,000 (o 45 centavos por miembro) al presupuesto per cápita por las acciones que tomó, elevando la distribución final per cápita a $ 8,95. En otras acciones relacionadas con la renta per cápita, la asamblea:

  • Aprobó, en una forma levemente enmendada, una moción del Presbiterio de Newton para establecer un equipo de doce a quince personas para «revisar el actual sistema de financiación basado en la per cápita del ministerio de concilios superiores a los consistorios, para la sostenibilidad financiera en los próximos diez años».
  • Pidió al Comité de la Oficina de la Asamblea General y la Oficina de la Asamblea General que exploren formas de reducir el costo de futuras Asambleas Generales.

Mirando hacia el futuro: Con una votación de 474 a 47, la asamblea aprobó por abrumadora mayoría el informe de la Comisión Camino hacia Adelante, que fue creado por la 222.ª Asamblea General (2016) «para discernir la visión de la estructura y función de nuestra denominación». El reporte de la comisión fue secundado por el Comité de Revisión de Todas las Agencias en muchas de sus recomendaciones. La asamblea también creó un equipo de implementación para garantizar el seguimiento de las acciones tomadas y realizar «correcciones a mitad del camino» entre ahora y la 224ª Asamblea General (2020). Entre las acciones de la comisión, la asamblea:

  • La «A Corp.» de la IP (EE. UU.) fue reestructurada para ser representativa de las seis agencias nacionales de la IP (EE. UU.): Antes, la junta directiva de A Corp. era idéntica a la Junta de la Agencia Presbiteriana de Misión. La nueva junta de A Corp está compuesta por once miembros, que representan a cada agencia, con la excepción de la Junta de Pensiones, más miembros vocales.
  • Se fortaleció el papel del secretario permanente de la Asamblea General, reafirmando a esa persona como el «funcionario eclesial y jefe de comunión», nombrando al secretario permanente como "líder constitucional y espiritual" para la vida y el testimonio de la iglesia, dando al secretario permanente membresía de oficio en todas las agencias de la iglesia, y dando la autoridad consultiva del secretario permanente en la consideración para la elección de cualquier candidato para el jefe ejecutivo de cualquiera de las seis agencias de la IP (EE. UU.).
  • Autorizó una «revisión de sostenibilidad financiera».
  • Fortalecer los servicios de traducción de la denominación y los esfuerzos hacia una mayor inclusión, equidad y reconciliación entre todos los constituyentes de la iglesia.
  • Respaldó una «acción administrativa emitida por la comisión el 12 de junio pidiendo una mayor transparencia, particularmente en la Agencia Presbiteriana de Misión, y libertad para que los empleados nacionales expresen sus opiniones al abordar la cultura imperante sin retribución ni represalias.

Racismo/Pobreza/Violencia: La asamblea participó en varios actos de testimonio público que buscaban abordar cuestiones de racismo, pobreza y violencia en St. Louis bajo la iniciativa del secretario permanente J. Herbert Nelson II, Manos y Pies. Además de una cantidad de grupos que vinieron a St. Louis para participar en proyectos de servicio y aprendizaje en Manos y Pies durante la asamblea, los/as asistentes a la asamblea participaron varios «viajes misioneros» con grupos comunitarios basados en la fe para abordar la pobreza y el racismo en la ciudad. La ofrenda del servicio de adoración inaugural recaudó más de $ 47,000, que después de una marcha de casi 1,000 asambleístas del centro de convenciones al City Justice Center en la tarde del martes, fue entregado a ArchDefenders, un grupo religioso que libera a delincuentes de bajo nivel de la cárcel. Casi tres docenas de personas, víctimas del sistema de libertad bajo fianza draconiana de St. Louis, fueron liberados con el dinero. En sus acciones, la asamblea:

  • Aprobó «El Evangelio de St. Louis», preparado por el Comité Asesor sobre la Política de Testimonio Social.
  • Inició el arduo proceso de posiblemente incluir la «Carta desde una cárcel de Birmingham» de Martin Luther King Jr. en el Libro de Confesiones.
  • Condenó enérgicamente «el menosprecio racista e injusto de personas y naciones enteras» y comprometió a la IP (EE. UU.) en «un esfuerzo colectivo para resolver los problemas reales que enfrenta nuestra nación y el mundo».
  • Cambió la nomenclatura de la iglesia de «personas étnico-raciales» a «personas de color» y el nombre del Comité de Defensa de Asuntos Raciales Étnicos al Comité de Defensa para la Equidad Racial.
  • Pidió una moratoria inmediata sobre la imposición de la pena de muerte y la conmutación de todas las condenas a muerte por sentencias de cadena perpetua.
  • Autorizó un grupo de trabajo de cinco miembros con una mayoría de mujeres afroamericanas para crear conciencia sobre los problemas que afectan negativamente a las niñas y las mujeres afroamericanas en la sociedad y la iglesia, y para desarrollar planes de acción para abordar esos problemas.
  • Afirmó y celebró la «completa dignidad y humanidad» y los dones de personas de todas las identidades de género y orientaciones sexuales.

Inmigración: Tras las declaraciones emitidas por el secretario permanente de la Asamblea General J. Herbert Nelson II, la asamblea solicitó al gobierno federal que ponga fin a las separaciones familiares en la frontera entre México y los Estados Unidos y reunir inmediatamente a los padres y madres con sus hijos, informar a todos los padres y madres dónde están sus hijos después de ser detenidos y su condición, dejar de usar la separación de los niños de sus padres y madres como una táctica para forzar confesiones criminales; e hizo un llamado al pueblo presbiteriano para que apoyen a las familias inmigrantes, especialmente a los padres, madres y a sus hijos separados de cualquier manera que puedan. La asamblea también abordó la guerra, la violencia y los derechos humanos en América Central (particularmente Nicaragua), Sudán del Sur, Yemen, Siria, Madagascar y la Península de Corea.

Violencia armada: La asamblea reafirmó las políticas anteriores de la Asamblea General diseñadas para reducir la violencia armada, llamó a todo el pueblo presbiteriano a orar por un movimiento del Espíritu para involucrarlo en acciones nacionales para prevenir la violencia armada e instó a crear oportunidades para estudiar el tema de la violencia armada. un énfasis en los recursos producidos por la Hermandad Presbiteriana por la Paz.

Baja familiar remunerada: Después de un largo debate tanto en el comité como en el plenario, la asamblea refirió a un grupo de trabajo para informar a la 224ª Asamblea General (2020) las acciones propuestas para desarrollar estándares en toda la denominación y mecanismos de apoyo financiero para la baja familiar remunerada para los trabajadores de la iglesia.

Liderazgo congregacional: La asamblea rechazó, por un margen de 425 a 57, una moción del Presbiterio de Monmouth que habría permitido a las congregaciones elegir y ordenar a los/as ancianos/as gobernantes sin exigirles que presten servicio en el consistorio. La propuesta fue diseñada para proporcionar más liderazgo laico en una iglesia que está cambiando; por ejemplo, liderazgo, para nuevas comunidades de adoración, comunidades de inmigrantes y otras comunidades de fe no tradicionales.


Para el récord oficial de la 223º Asamblea General (2018), visite:
https://www.pc-biz.org/#/.
Para reportajes de Noticias de la Asamblea General, visite: https://ga-pcusa.org/general-assembly-news/.

[한국어]  [English]