217a Asamblea General de Política de Inmigración.

Las asambleas generales de la Iglesia Presbiteriana comenzaron a hablar sobre inmigración y temas concernientes a los/as refugiados/as cuando las secuelas de la Segunda Guerra Mundial y la división europea desplazaron a millones de personas. Esto llevó a que la Asamblea de la IP(EUA) en 1953 pidiera una revisión comprehensiva de las políticas de inmigración de la nación. En 1954 la Asamblea de la IP(EUA) convocó una legislación que proveyera para las necesidades de los/as trabajadores/as inmigrantes que habían vivido y trabajado en los Estados Unidos durante toda la guerra y que, en muchas ocasiones, remplazaron a los trabajadores/as que estaban en la guerra y que por lo tanto, no podían trabajar en las granjas y fábricas. En los años siguientes las asambleas hablaron sobre los problemas de los/as refugiados/as de todas partes del mundo que estaban llegando a los Estados Unidos. Las asambleas IPUEUA en1980 e IPEU en 1982 publicaron declaraciones generales sobre la situación mundial de los/as refugiados/as y expresaron su apoyo a las acciones del llamado «movimiento santuario» o «sanctuary movement», cuando miles de refugiados/as de América Central llegaron a los Estados Unidos huyendo de la represión y las violaciones de derechos humanos. La inmigración mexicana siguió siendo un asunto ignorado por el gobierno y en 1981 una declaración unida de la IP(EUA) y la IPEU declaró que «nuevamente los/as inmigrantes mexicanos/as revelan nuestra mente dividida sobre la inmigración. Se les dice que son necesarios y al mismo tiempo que no son bienvenidos/as. Ellos/as son vistos como una carga y un beneficio a la vez. Las fronteras políticas y geográficas son, en si mismas, parte de la existencia social humana. Sin embargo, las únicas fronteras que los/as cristianos/ as reconocemos son aquellas establecidas por la justicia y el amor». En 1994 la 206 Asamblea General de la IP(EUA) adoptó el «Llamado a los/as presbiterianos/as para comprometerse nuevamente a trabajar y orar por una política de inmigración justa y compasiva para los Estados Unidos.» Nuevamente en 1999 y 2004 los/as presbiterianos/as, a través de las acciones de la Asamblea General y guiados/as por principios teológicos y éticos, continuaron convocando, de parte de los/as presbiterianos y del gobierno, un compromiso para trabajar para dar la bienvenida a los/as inmigrantes en nuestras comunidades y proveer leyes justas que afecten a aquellos/ as que viven y trabajan en los Estados Unidos. La necesidad de una reforma de inmigración continúa hasta el día de hoy. En el 2006 la Asamblea General de la IP(EUA) hizo eco nuevamente de lo que ha sido expresado durante los últimos 50 años. Para leer la última declaración de la política de
inmigración de la Iglesia Presbiteriana vaya a la resolución 2006 en la página: www.pcusa.org/immigration.

Download PDF

(65.2 KB)

Leave a comment