Carta Pastoral Circular de la 220a Asamblea General

Iglesia Presbiteriana (EUA)

July 9, 2012

PITTSBURGH

Gracia y paz a ustedes en el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

El día de hoy concluyó la 220a Asamblea General (2012) de la Iglesia Presbiteriana (EUA), luego de una semana de adoración y trabajo como el más alto Concilio de la denominación. Poco menos de 900 comisionados(as) electos y delegados(as) de asesoramiento de cada presbiterio vinieron del norte, sur, este y oeste a discernir juntos la mente de Cristo para la IP(EUA).

El tema de esta asamblea, “caminar, correr y remontarse en esperanza" (Isaías 40:31), fue una descripción apropiada de la asamblea en muchas maneras. En un nivel, los comisionados trabajaron incansablemente – reuniéndose, literalmente, hasta bien entrada la madrugada de hoy para completar su trabajo – con mucha energía y pasión. En un nivel más profundo, las deliberaciones y el discernimiento de esta asamblea reflejan una iglesia que está tratando de saber cómo demostrar fiel y eficazmente el Evangelio de Jesucristo en el siglo 21.

Algunos de los aspectos más destacados:

Adoración – Diariamente la asamblea hizo pausas en medio de sus trabajos, en el mismo espacio, para adorar a Dios. Cada uno de los predicadores(as) utilizaron el mismo texto, Marcos 2:1-12, elegido por la Moderadora saliente, Cindy Bolbach. Comisionados(as) y delegados(as) de asesoramiento oraron y cantaron frecuentemente, usando selecciones del próximo himnario de la Corporación Presbiteriana de Publicaciones, «Glory to God» (Gloria a Dios), el cual la asamblea votó a favor de recomendar a la iglesia (estará disponible en 2013; www.presbyterianhymnal.org).

Comunidad – Quienes han experimentado una Asamblea General hablan abrumadoramente de la sensación de conexión que se desarrolla en el transcurso de la asamblea, y ésta no fue la excepción. Las comidas de grupo, el trabajo en comités, los viajes de misión, el salón de exhibiciones, y más, proveyeron oportunidades para hacer nuevas amistades y reencontrarse con aquellos(as) para quienes una asamblea es una "reunión familiar". Usted puede tener una idea de esa comunidad a través de la galería de fotos y de vídeo y más en www.pcusa.org/ga220. La comunidad se extendió más allá de Pittsburgh – miles se reunieron en este país y en todo el mundo a través de las redes sociales para seguir los procedimientos (www.twitter.com/search/ga220).

Asuntos – La asamblea abordó cerca de 800 asuntos en forma de propuestas, informes, resoluciones de comisionados(as) y mucho más. Recomendamos visitar PC-biz (www.pc-biz.org), el sitio en línea donde usted puede leer acerca de cada asunto atendido. Es muy probable que algunos de los temas a ser considerados por la asamblea atrajeran la atención de los medios de comunicación – quizás ya en su propia localidad. Queremos destacar algunos de ellos, compartiendo con ustedes las medidas adoptadas por la asamblea:

  • Definición del matrimonio – La asamblea decidió no cambiar la definición de matrimonio que actualmente se encuentra en la constitución de la IP(EUA), a saber, que el matrimonio es un contrato civil “entre un hombre y una mujer”, sino que, por medio de su acción de aprobar un estudio de dos años, la asamblea invita a toda la Iglesia a participar en conversación seria y deliberada sobre este tema.
  • Oriente Medio – La asamblea decidió no retirar sus inversiones de tres empresas que participan en "actividades no pacíficas" en la Ribera Occidental, Jerusalén oriental y en Gaza. Por el contrario, la asamblea votó "proseguir un curso de acción positivo y creativo con respecto al conflicto palestino/israelí", y "elaborar un plan de participación activa y proyectos que apoyen la colaboración entre cristianos, judíos y musulmanes". La asamblea también aprobó un boicot a "todos los productos israelíes procedentes de los territorios palestinos ocupados".
  • Movimiento 1001 – La asamblea dio su apoyó abrumador a un movimiento para crear 1001 comunidades de adoración (www.onethousandone.org). Dichas comunidades de fe tal vez se verán muy distintas a las congregaciones tradicionales, pero las que ya han comenzado – en cafeterías, en centros comerciales, y hasta en bicicletas – están cambiando el mundo y la Iglesia por causa del evangelio.

Comisionados(as) y delegados(as) de asesoramiento debatieron apasionadamente, juntos en corazón, mente y oración, pero lo hicieron con respeto y amabilidad. Rara vez ocurrieron  votaciones que tuvieran un margen mayor de 60% - 40%. En relación al matrimonio y los asuntos de Oriente Medio, los resultados de la votación fueron extremadamente cerrados. Más de una vez, comisionados(as) presentaron mociones para reconsiderar asuntos ya aprobados.

Obviamente, estamos trabajando asuntos difíciles que no se resuelven por uno o dos votos, ni siquiera dentro de uno o dos años. Sin embargo, nos mantenemos firmes en la convicción y la esperanza de que Dios está presente – al frente, detrás, y al lado de nosotros.

Cada comité de la asamblea comenzó su reunión con oración y reflexión sobre el consejo de Pablo a la iglesia en Efeso: «procurando mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz» (4:3). Esta es, también, nuestra oración.

Oramos para que todos los esfuerzos se hagan para continuar la conversación en todos los niveles de la iglesia – desde las congregaciones, a los presbiterios, a los sínodos, y a la Asamblea General – alentando y participando unos(as) con otros(as), manteniendo la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

Que pueda continuar el trabajo fiel y bueno que comenzó en Pittsburgh, recordando que quienes «esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán» (Isaías 40:31).

En el nombre de Cristo Jesús, Señor nuestro, quien es nuestra paz,

Rev. Neal D. Presa
Moderador, 220a Asamblea General

Rev. Tom Trinidad
Vice Moderador, 220a Asamblea General

Rev. Gradye Parsons
Secretario Permanente de la Asamblea General

Anciana Linda Bryant Valentine
Directora Ejecutiva, Agencia Presbiteriana de Misión

Leave a comment