Rosa Robles Loreto vuelve a casa después de 461 días en santuario

una acción continua para una reforma migratoria

November 13, 2015

Rosa Robles Loreto, quien buscó refugio en el interior de la Iglesia Presbiteriana Southside por 461 noches consecutivas, se unió a sus simpatizantes en oraciones por la libertad, la seguridad y para cambiar sistema de inmigración de los Estados Unidos.

Se reunieron el martes una vez más, pero esta vez fue para la vigilia de la oración final. La esposa y madre de dos niños pequeños, quien se ha convertido en una voz llena de fe del nuevo movimiento de santuario, caminó libre al salir de la Iglesia Southside en Tucson, Arizona, la mañana del miércoles.

Rosa entró por las puertas de la iglesia el 7 de agosto del 2014, cuando la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas entraron con una orden final de deportación en su contra. La madre ejemplar había vivido en paz en los EE.UU. desde 1999. Ella no estaba dispuesta a dejar a su familia atrás.

En lugar de eso optó por la seguridad en Southside, el lugar donde nació la idea del santuario; proporcionar refugio.

Por 461 días, Rosa y otros imploraron al gobierno de Estados Unidos para que este le otorgue relevo. Por 461 días, Rosa y la congregación en Southside compartieron su historia y ganaron apoyo desde Tucson, Arizona; Loreto, Kentucky; y hasta los pasillos del Congreso en Washington DC.

Por 461 días Rosa cocinó los alimentos de su familia en la cocina de la iglesia y pasó noches durmiendo en una habitación de la escuela dominical. Y lo más importante, por 461 días, Rosa y los miembros de la comunidad de fe en Tucson, se reunieron cada noche y oraron por ella, por familias como la suya, y por los líderes de nuestra nación.

Rosa por fin ha dejado el santuario. Ella está en casa, donde se le ha asegurado que ella puede criar a su familia libre de la amenaza de deportación. Dios ha respondido a las oraciones de los últimos 461 días.

Amigos/as, les pregunto ¿qué más podemos lograr en los próximos 461 días? Como seguidores de Cristo, estamos llamados a proclamar la buena nueva a los pobres, a liberar a los prisioneros, y a liberar a las personas cautivas. La urgencia de la situación de Rosa se ha calmado, pero la crisis continúa para muchas personas más.

Al igual que Rosa, once millones de miembros en nuestra comunidad están en riesgo de deportación. No hay un proyecto de ley en el Congreso que conceda alivio. El anuncio de la administración del gobierno de Obama para expandir el aplazamiento de la deportación está contenido en los tribunales. Mientras tanto, 18 mil millones de dólares se gastan cada año en la frecuente ejecución de deportación, en contra de miembros queridos de la comunidad y en contra de familias como la de Rosa.

Le invito a que se salga de la desesperación e imagine que más podemos lograr juntos, si nos comprometemos 461 días a construir relaciones, a ofrecer clínicas legales, a acompañar personas como Rosa en la corte de inmigración, a hablar a las personas en el poder a favor de un cambio significativo en las leyes de inmigración de nuestra nación y, lo más importante; orar por Rosa, por las familias como la de ella, y por los/as líderes de nuestra nación.

Nuestro sistema está roto y los corazones se han endurecido, pero sabemos cuál es nuestro llamado ahora y sabemos lo que puede pasar en 461 días.

Read this article in English.

Rosa Robles Loreto가피난처에서 461일을보낸후집에가다

 

Leave a comment