La IP(EE. UU.) lamenta la pérdida del ex Moderador y líder ecuménico

January 21, 2015

El reverendo Syngman Rhee, ministro presbiteriano, profesor de seminario, y líder respetado en la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.) y ampliamente en la comunidad de fe, murió el 14 de enero en Atlanta, poco después de ser diagnosticado con una forma agresiva de cáncer. Tenía 83 años.

Elegido en el año 2000 como Moderador de la Asamblea General de la IP(EE.UU.), Rhee fue el primer asiático-americano que sirvió en esa posición. También se desempeñó como presidente del Consejo Nacional de Iglesias desde el 1992 hasta el 1993.

«Syngman fue un discípulo incansable de Jesucristo», dijo el reverendo Gradye Parsons, Secretario Permanente de la Asamblea General de la IP(EE.UU.). «Viajó desde el paisaje sin esperanza de la Guerra de Corea para convertirse en un líder mundial en las misiones. Era un gigante de la fe con un espíritu humilde ».

Rhee nació el 25 de marzo de 1931, en Pyongyang, Corea, donde su padre era un ministro presbiteriano. Cuando la Guerra de Corea estalló en 1950, él y su hermano menor se unieron a la avalancha de refugiados que huyeron al sur. Dejaron atrás a sus padres y a sus cuatro hermanas.

Rhee perdió el contacto con su familia durante veintiocho años, hasta que un amigo de la familia organizó una reunión con sus hermanas en Corea del Norte en 1978. Se enteró de que su madre había muerto ocho años antes y que su padre había sido detenido por el régimen comunista y murió en prisión.

Las experiencias dolorosas de la guerra y la separación familiar fueron la motivación de Rhee durante toda su vida para buscar  la paz y la reconciliación, sobre todo entre el Norte y Corea del Sur.

Después de emigrar a los Estados Unidos, Rhee asistió Davis y Elkins College en Elkins, West Virginia, donde se graduó con una licenciatura en 1957. Se graduó de Louisville Presbyterian Theological Seminary en 1960 y él y su esposa, Haesun, se casaron en julio de ese año. Rhee recibió una Maestría en Divinidad de Yale Divinity School en 1964.

Rhee inició su carrera sirviendo como pastor de dos pequeñas congregaciones en Louisville. Como ministro del campus de la Universidad de Louisville en la década de 1960, participó en el movimiento de derechos civiles con el Dr. Martin Luther King Jr.

Rhee sirvió durante veinticinco años en el personal nacional de la Iglesia Presbiteriana Unida en los EE.UU. (la iglesia presbiteriana del norte antes de la reunión en 1983) y en la IP(EE.UU.). Coordinó el trabajo misionero en el Medio Oriente y Asia del Este y luego se convirtió en director asociado de la División de Ministerios Mundiales de la IP(EE.UU.).

«Syngman Rhee es uno de mis mejores amigos», dijo el reverendo Clifton Kirkpatrick, ex Secretario Permanente de la IP (EE.UU.). «Él es uno de los grandes santos de la iglesia y ha servido bien a la misma.»

Él dijo « Doy gracias por todo lo que ha significado.»

En 1998, Rhee fue nombrado Profesor Visitante de Misión y Evangelización y director del ministerio asiático americano y del Centro de Misión en Union Presbyterian Seminary en Richmond, Virginia. Se retiró en 2013 y al año siguiente fue invitado a convertirse en Distinguido Profesor Visitante en la Práctica de Desarrollo de Liderazgo Global en Columbia Theological Seminary.

Poco después de que Rhee fuera hospitalizado en Atlanta, la familia publicó lo siguiente: « Todos los días, incluso en medio de esta situación, Syngman expresa su profunda gratitud por su vida en la iglesia, en el ministerio, y en el mundo, y por sus muchas relaciones y las experiencias en el ministerio a lo largo de toda su vida. Están muy presentes en su mente y en su corazón. Él tiene una sensación de que deja asuntos pendientes, pero él sabe que hay muchos que continuarán como la iglesia de Dios en el mundo por la justicia, la paz y la reconciliación.»

Rhee deja a su esposa Haesun, y a sus hijos Anna, Peter y Mina.

Para más información sobre los arreglos funerarios, por favor visite http://syngmanrhee.webs.com/.

Read this article in English.

미국 장로교가 전 미국 장로교 총회장 및 에큐메니칼 리더의 죽음을 애도하다.

Leave a comment