LOUISVILLE

Un grupo de trabajo, que se enfocó en la primera revisión de las Reglas de Disciplina de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), ha completado su primer borrador y está buscando que la iglesia de sus comentarios y sugerencias. El grupo de seis personas los recibirá hasta el 15 de septiembre del 2018, cuando se pondrán a trabajar en un segundo borrador

La traducción de la introducción a la revisión de las Reglas de Disciplina, el texto propuesto de las reglas y un enlace al formulario de comentarios estarán disponibles pronto.

La versión final de las nuevas Reglas de Disciplina será presentada a la 224ª Asamblea General (2020). En los últimos años, las asambleas generales han aprobado revisiones a las otras dos secciones del Libro de Orden: la Forma de Gobierno (que incluía la creación de Los Fundamentos de la Política Presbiteriana) y el Directorio para la Adoración.

«La intención de la revisión es hacer que las Reglas de Disciplina sean más fáciles de entender y usar por todas las personas en la iglesia, no solo por abogados(as)», dijo Flor Vélez-Díaz, gerente de proceso judicial y testimonio social en la Oficina de la Asamblea General.

«La mayor parte de los cambios propuestos a las Reglas de Disciplina son los intentos del equipo de trabajo de simplificar la redacción del documento y organizarlo en procesos que se entiendan de manera más fluida y clara, incluyendo la adición de una nueva redacción de varias interpretaciones autorizadas, que a menudo, son citadas por comisiones judiciales en sus decisiones», escribió el grupo de trabajo en su introducción al primer borrador.

Las nuevas Reglas de Disciplina propuestas se dividen en tres secciones, explica Vélez-Díaz: un preámbulo e introducción y secciones sobre casos de remediación (anteriormente «correctivos») y sobre casos de restauración (anteriormente «disciplinarios»).

El cambio en la terminología de «disciplinaria» a «restauración» está diseñado, agrega, «para eliminar la confusión porque todos los casos son de naturaleza disciplinaria». El proceso judicial y el procedimiento para las secciones de remediación y restauración de las reglas propuestas son «autónomas de principio a fin», dijo Vélez-Díaz, «para que las personas no tengan que buscar tanto entre las secciones de las Reglas de Disciplina como lo han hecho hasta ahora».

Una nueva disposición clave en la propuesta es la eliminación de cualquier estatuto de limitaciones para los cargos que se presentarán en los procesos de restauración. Actualmente, solo los cargos relacionados con la mala conducta/abuso sexual no tienen un estatuto de limitaciones. Se ha establecido un límite de tiempo de un año para que los comités de investigación hagan su trabajo.

Otra disposición clave cambia el estándar de hallar culpabilidad en procesos restaurativos desde «convencidos fuera de toda duda» hasta «moralmente convencidos».

Además, en los procesos de remediación, los testigos ahora deben tener conocimiento de primera mano: no se permite la «evidencia de rumores». Por otro lado, en los procesos de restauración la «evidencia de rumores» está específicamente autorizada, y se proporciona una justificación. La evidencia de rumores no se aborda directamente en las actuales Reglas de Disciplina y, por lo tanto, no está prohibida en los procesos correctivos o disciplinarios.

Varios cambios en las nuevas Reglas de Disciplina propuestas se relacionan con las comisiones judiciales permanentes (PJC), incluyendo disposiciones:

  • garantizar que los PJCs tenga suficiente membresía elegible para funcionar de manera adecuada y justa, lo que incluye permitir que los ex miembros se utilicen para los procesos de evaluación de revisión y licencia administrativa requerida;

  • establecer un quórum mínimo de cinco miembros;

  • dividir a los PJCs en tres clases en el mismo número posible, con vacantes o cuando se llenan, designando clases específicas en las que existe la vacante (una práctica actual en algunos, pero no en todos los concilios); y

  • reducir los años de inelegibilidad antes de la reelección a un PJC de cuatro a dos años.

La membresía del equipo de trabajo para las Reglas de Disciplina son la reverenda Paige McRight (presidenta), Sínodo del Atlántico Sur; la anciana gobernante Therese Howell, Sínodo de Living Waters; la reverenda Barbara Bundick, Sínodo de Lincoln Trails; la anciana gobernante Donna Wells, Sínodo Mid Atlántic, el reverendo Greg Goodwiller, Sínodo de Living Waters; y el anciano gobernante Doska Ross, Sínodo del sur de California y Hawai. El reverendo Dan Saperstein, Sínodo Covenant, es parte del equipo de trabajo como representante del Comité Asesor sobre la Constitución con voz, pero sin voto.


[English] [한국어]